La Isla Mínima: En España también sabemos hacer cine

alargada-isla-minimaEn nuestro país hay una tendencia general de menospreciar el cine español. Yo precisamente no soy muy fan pero eso no quita que de vez en cuando salgan grandes películas que me hacen pensar que un día podremos apreciar un film sin tener que decir “No parece española” como si eso fuera una alabanza. Con películas como La Isla Mínima la reconciliación entre el público y nuestro cine está más cerca.

Un thriller apasionante

Juan y Pedro son dos detectives de homicidios de Madrid que son trasladados a un pequeño pueblo andaluz para investigar el asesinato de dos adolescentes. Poco a poco iremos viendo como sus ideologías y sus métodos son muy diferentes pero deberán unir fuerzas para resolver unos crímenes que esconden mucho más de lo que parece a simple vista.

Una historia que al pasar los minutos vamos viendo que resulta más compleja de lo que parece al principio y que nos va metiendo de lleno en el misterio. Un thriller con una atmósfera inquietante que, a pesar de tener en general un ritmo bastante pausado (aunque no se hace pesada en ningún momento), tiene unas cuantas escenas de verdadera tensión.

Un equipo perfecto

isla-minima-detalles2Desde el director de fotografía hasta los actores, todo el equipo realiza una labor fantástica. Y es que Alex Catalán, que ya había colabora en anteriores trabajos del director, consigue un trabajo de diez en el apartado visual. Ya desde el principio, con esos planos cenitales de las marismas, se ve como el film está elaborado con mimo y precisión. La dirección de arte también es un elemento destacable y en La Isla Mínima se recrea muy bien la época en la que se narra la historia.

La música también sabe acompañar muy bien a la acción y otro de sus puntos fuertes es su reparto. Las actuaciones de los dos protagonistas, Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, son formidables. Saben llevar de manera magistral a dos personajes bien distintos, con sus secretos y sus tormentos. Asimismo Antonio de la Torre, en los pocos minutos que aparece en pantalla, también realiza una gran labor como padre de las niñas desaparecidas. Y el resto de secundarios, incluso el hasta ahora prácticamente desconocido Jesús Castro (El niño), cumple con creces.

Unos referentes claros

Alberto Rodríguez ya realizó hace dos años Grupo 7, una magnífica película policíaca aunque en aquella ocasión trataba más a fondo el tema de la droga y la corrupción. Aun así, tenía muchas similitudes con su último trabajo: años 80, violencia policial, estética cuidada, música potente…

isla-minima-detallesAunque de lo que más se ha hablado es de sus similitudes con True Detective. A pesar de que se ha rodado la película antes que la serie, son evidente las similitudes entre las marismas del Guadalquivir y los pantanos de Luisana pero también encontramos otros puntos en común: protagonizada por dos policías con ideas opuestas, con unas atmósferas opresivas, ambientadas a finales del siglo pasado o ciertos elementos de irrealidad. Pero viendo la película me vino también otro referente: Crónica de un asesino en serie. Además de estar situada en un pueblecito de campo con una atmósfera parecida, ambas películas ofrecen un componente de crítica social.

Podríamos encontrar muchos otros referentes pero la cuestión es que la película ha sabido inspirarse en grandes creaciones previas para crear un producto de calidad pero también con vida propia. Porque ha sabido integrar muy bien la cultura de la zona y plasmar muy bien esa época de Transición. Además han jugado formidablemente bien con los exteriores y el escenario en el que transcurre la historia se acaba convirtiendo en un personaje más.

Un final irregular

Hacer un final es muy difícil, especialmente en el género del thriller ya que llevas toda la película esperando saber cuál será su resolución. Tenemos finales malos como el de Zodiac, finales sorprendentes como el de Se7en o finales redondos como el de El prisionero. En este caso La Isla Mínima tiene un cierre que se tambalea, no se trata de un final abierto ya que deja algunos puntos claros pero en otros nos hace dudar de qué ha pasado realmente. Empiezan los títulos de créditos y te quedas “¿ya está?”.

Resulta interesante ya que deja lugar al comentario y a la interpretación pero te deja con un poco de mal sabor de boca, pensando que puliendo un poco más el final podría haber salido una película redonda. Además deja entrever temas como la lucha obrera o el pasado ideológico de uno de los protagonistas para luego no desarrollarlo.

Un camino hacia los premios

A pesar de tener pequeños defectos, las virtudes son mayores y es por eso que espero que los Goya la premien como es debido. Aún queda mucho tiempo y películas como Ocho apellidos vascos, Magical girl, Autómata, 10.000 Km o El niño pueden hacerle sombra pero de momento, y sin haber visto la mayoría de favoritas, puedo decir que La Isla Mínima se merece cierto reconocimiento.

Por lo menos ha empezado bien la temporada de premios llevándose el galardón como mejor actor (para Javier Gutiérrez) y mejor fotografía en el Festival de San Sebastián. Aunque no estará en la carrera para los Oscar ya que no estaba ni nominada y finalmente ha sido Vivir es fácil con los ojos cerrados la elegida para representarnos.

Espero que acabe siendo un éxito en taquilla y que anime al resto de directores de nuestro país a seguir esta línea, a hacer películas valientes, con estilo y con muchísima calidad. Si no sabéis qué ir a ver al cine os invito a ver esta magnífica película de género y como siempre, nos vemos en la próxima review.

ficha-tecnica-isla-minima-01

Anuncios

Acerca de Ana Cabana

ANA CABANA. Graduada en Publicidad y RRPP por la UPF. Seriéfila empedernida, cinéfila en proceso y sarcástica incomprendida. Cita predilecta: “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.” (Groucho Marx)

  1. Muchos años de intentar adoctrinar es lo que tiene. Un alejamiento total del espectador y el creador. Algo que paree que esta cambiando, esperemos que sea así.

    Y en cuanto a la película. Como cualquier cosa decente que se hace cuando todo es un desierto, pues se abraza con alegría de colegial.

    Es una buena película en un panorama bastante pobre. Por lo que lógicamente las campanas vuelan en alegres tintineos. Cuidate

    • Tienes razón, cuando sale en nuestro país una película medianamente buena la alabamos más ya que viendo el panorama general… Esperemos que la cosa cambie.

      ¡Un saludo!

  2. Laura

    ¡Hola, Ana!

    Apenas veo cine español, no consigo congeniar mucho con sus historias, pero reconozco mi debilidad por Raúl Arévalo. El argumento de esta peli me atrae mucho y la han comparado con True Detective. De hecho, vi una entrevista con el equipo y dijeron que la serie de Pizzolatto los había plagiado ya que ellos empezaron antes 🙂 Espero verla pronto porque me han dicho que es un peliculón y se me han puesto los dientes largos así que… ¡habrá que verla!

    ¡Un beso!

    • ¡Hola!

      La verdad es que yo tampoco soy muy fan del cine patrio pero esta película merece la pena. Es diferente a la mayoría de películas españolas y como dices, tiene algunas similitudes con True Detective y otros thrillers de gran calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: