10 razones para ver ‘Mad Men’

alargada-madmenEl pasado domingo se emitió en Estados Unidos el último capítulo de Mad Men. Después de siete temporadas dijimos adiós a los locos publicistas de Madison Avenue y para aquellos que todavía no se han atrevido a empezar la serie os dejo a continuación varios motivos para ver esta pequeña joya de la televisión:

1. Las frases y los diálogos legendarios

Peggy: “Tengo novio.” Joyce: “Él no es el dueño de tu vagina.” Peggy: “No, pero la está alquilando.”

Solo con las líneas de diálogo de Peggy podría llenar la habitación de frases para enmarcar. Don no se queda atrás y nos deja con muchas perlas, muchas frases para reflexionar. Incluso los secundarios se lucen. Los diálogos están estudiados, son afilados e inteligentes además no quedan postizos y suelen fluir con naturalidad.

“Lo que llamas amor fue inventado por tipos como yo para vender medias” (Don Draper)

Pero en Mad Men los silencios también son muy importantes. Nos encontramos con gran cantidad momentos de contemplación que dicen muchísimo. No lo dicen todo a través de los diálogos y dejan que el espectador interprete lo que crea.

2.  Personajes: Don Draper y compañía

detalles-1-personajes-mujeresPersonajes de clase alta, con sus bonitos coches, sus apartamentos en las calles importantes de la city, sus trajes y vestidos de etiqueta. Vidas llenas de objetos pero vacías por dentro. Son infelices e incapaces de encontrar el amor, una persona que realmente les haga abandonar esa miseria emocional, esa amargura.

Entre todos ellos destaca Don Draper. Poco a poco iremos conociendo su difícil pasado y veremos que aparenta ser perfecto, como los anuncios, pero en verdad vive atormentado por sus mentiras. Nunca ha sentido el amor que le ofrecían y vive aislado de los demás. Eso no quita que veamos un hombre carismático. Jon Hamm nos ofrece una gran actuación, llena de matices. Es magnético, conquistador de mujeres, fumador y bebedor empedernido. Un triunfador que no lo es tanto. Un icono de estilo pero a la vez hermético con la gente. A pesar de todo, veremos que mantiene una bonita relación no amorosa con Peggy y nos demostrará que él es leal a pesar de sus mentiras, se preocupa por la gente que quiere aunque viva siempre con una armadura.

En Mad Men también se desmonta el gran sueño americano de un hombre con una bella mujer, unos bonitos hijos, un gran trabajo… Porque al fin y al cabo los protagonistas son infelices. Además los personajes no quieren caer bien al espectador. Muchos odian a Betty Draper o Pete Campbell pero al final entiendes sus problemas y frustraciones y una parte de ti le acaba cogiendo cariño. Y por si esto fuera poco, la serie cuenta con un plantel de grandes actores secundarios que han sabido reflejar a las mil maravillas el mundo de los publicistas y los conflictos familiares.

3. Las mujeres en un mundo de hombres

La serie refleja un mundo machista pero paradójicamente en él encontramos varios personajes femeninos fuertes o muy interesantes. Fuertes no significa que sean heroínas ya que cada personaje representa un tipo de mujer diferente.

Betty quiere ser la esposa perfecta pero vive con su infantilismo, sus problemas para querer a sus hijos, su necesidad de ser deseada. Peggy es una mujer adelantada en su tiempo que quiere ser independiente y triunfar en un mundo de hombres. Joan juega con sus armas de mujer, siempre luciendo vestidos ajustados que realcen sus curvas, busca un marido pero también quiere ser alguien dentro de la oficina, sentirse importante, anhela la realización personal. Sally crece intentando no parecerse a su madre, buscando nuevas aventuras y siendo un espíritu libre. Varios tipos de mujeres y todas ellas fascinantes a su manera.

4. Más allá de lo que ves: las metafóricas escenas

Como he comentado en un punto anterior, la serie sabe jugar muy bien con las escenas contemplativas que dicen mucho. Especialmente destacable esos finales introspectivos, con momentos muy poéticos o metafóricos que te deja con varios significados a interpretar.

Los guionistas saben cómo emocionarnos y resulta especialmente brillante el capítulo ‘La maleta’ de la cuarta temporada, el favorito por gran parte de los fans. Aunque también nos deja con instantes maravillosos como este mítico del carrusel:

5. No todo es drama: su retorcido sentido del humor

Mad Men es un gran drama que también sabe jugar con el humor y las situaciones absurdas. Tiene un humor negro, un humor muy radical que te sorprende, te pilla por sorpresa cuando menos te lo esperas. A lo largo de las temporadas ha habido bastantes momentos que juegan con el absurdo como el de la segadora o el de Peggy patinando por la oficina.

cortacespedpatinandoRoger también ha sido un personaje que ha sabido dotar de una vis un tanto cómica a la serie e incluso algunos de los personajes han resultado graciosos cuando se han olvidado de formalidades y se han desmelenado.

6. Años 60: Momentos históricos

La serie mezcla a la perfección la ficción con hechos reales. En varios capítulos nos hemos encontrado como la trama giraba en torno a hechos históricos como la muerte de Marilyn, el asesinato de Kennedy o el viaje a la Luna. También hemos podido ver como se ha tratado temas como las drogas, el rock and roll, el sexismo, la lucha de los negros, la revolución sexual, los hippies, la guerra de Vietnam, etc. Aunque lo más interesante es que, a pesar de ser una serie de época, trata también temas muy actuales con los que podemos sentirnos identificados.

7. Momentos musicales para el recuerdo

Se juega muy bien con los silencios, con no llenar cada momento de banda sonora sino todo lo contrario. Eso hace que los momentos musicales tengan mucha más fuerza, especialmente al final de los capítulos con esas canciones míticas de la época como las de los Beatles, Frank Sinatra o los Rolling Stones.

Además los personajes se han atrevido a dejarnos alguna actuación musical o incluso algún baile. El “My Old Kentucky Home” de Roger o el baile de charlestón de Pete y Trudy en la tercera temporada, el “Zou Bisou Bisou” de Megan en la quinta temporada o el “The Best Things in Life Are Free” de Bert Cooper en la séptima temporada.

8. Y también trata sobre publicidad…

No es una serie sobre publicidad aunque la historia gire principalmente en una agencia de publicidad. Es una serie sobre personajes, donde destacan más diálogos y reflexiones que de hechos. Pero también se aprende mucho sobre el mundo de la comunicación. Podemos ver un poco los procesos creativos o los avances tecnológicos, como se empieza a utilizar los ordenadores para procesar datos. Es interesante ver cómo se trabajaba en esa época en una agencia de publicidad y compararlo con lo que es ahora.

Nos encontramos también con que se nombra muchas veces algunos anuncios míticos de Bill Bernbach para Volkswagen, personajes ilustres dentro del mundo publicitario como Ogilvy o agencias famosas como McCann Erickson.

9. La ambientación y lo icónico

Un punto sobre el que se ha hablado siempre bastante es lo bien ambientada que está la serie. Ese aspecto visual pulcro y estiloso es muy importante y es que los diálogos y los personajes no es lo único que está bien cuidado. Los estilismos, los mueble, la ropa, los peinados, los bigotes… Todo ello está bien estudiado e incluso a lo largo de las temporadas vemos cómo va cambiando el estilo de los personajes según fueron cambiando en la época real. Además el alcohol y el tabaco se han convertido en elementos icónicos que demuestran que para hacer una gran serie hay que pensar en todos los detalles.

Asimismo, nos encontramos con algunos planos brillantes y una fotografía cuidada. Es prácticamente perfecta a nivel formal e incluso los títulos de crédito se han vuelto míticos. En ellos podemos ver nuestro protagonista caer de un rascacielos con carteles publicitarios de fondo, todo ello con un estilo a lo Saul Bass y con una música de RJD2 que mezcla el estilo de la época con la modernidad.

10. El final de una era

Los finales son muy importantes tanto en cine como en televisión y hacer uno que guste es más difícil de lo que parece (sino que se lo pregunten a Perdidos o Como conocí a vuestra madre) pero en Mad Men lo han conseguido. Han realizado un final sobrio y reflexivo que se aleja de los fuegos artificiales. Se podría haber acabado de muchas maneras y al final Matthew Weiner optó por lo orgánico y fluido, sin grandes dramas (aunque con unas cuantas escenas con las que caerte la lagrimita) y sin “happyendings” con los que contentar a la gente. No ha sido tan trágico como pensaba y sencillamente los personajes han seguido su curso aunque con alguna que otra gran sorpresa. Además cuenta con una escena final brillante y en la que, una vez más, la serie no te guía por completo y deja lugar a la interpretación. Pero lo mejor es que acabas y quieres volver a ver la serie desde el principio, descubrir todas esas metáforas que se te pasaron a primera vista, deleitarte con cada plano, disfrutar con cada diálogo…

Un final de una serie que entrará (o debería entrar) en la lista de grandes series de nuestros tiempos junto a Los Soprano, The Wire, Breaking Bad, Perdidos… Con multitud de premios en su haber, entre ellos 15 Emmy y 105 nominaciones, falta por ver si en las próximas nominaciones los votantes optan por darle un adiós a la serie con algún premio. Más premiada o menos, no cabe duda que Mad Men se acabará convirtiendo en una de esas series de las que se seguirá hablando en los próximos años y que entrará en la lista de lo mejor de la tercera edad de oro de la televisión.

Puede que su ritmo pausado, delicado y exquisito no sea del gusto de todos. Los que buscan acción en cada episodio se aburrirán pero los que disfrutan con series de personajes, con guiones elaborados y cuidadas técnicamente, sin duda disfrutarán con Mad Men. Darle una oportunidad y seguro que no os arrepentiréis. Espero vuestras impresiones y, como siempre, nos vemos en la próxima review.

ficha-tecnica-madmen-01

Anuncios

Acerca de Ana Cabana

ANA CABANA. Graduada en Publicidad y RRPP por la UPF. Seriéfila empedernida, cinéfila en proceso y sarcástica incomprendida. Cita predilecta: “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.” (Groucho Marx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: