Emmys 2015: ‘Juego de Tronos’ amarga la noche a ‘Mad Men’

alargada-emmy2015Desde 1949 se celebra anualmente los Emmy Awards, los galardones que otorga la industria de la televisión estadounidense. Andy Samberg (Brooklyn Nine-Nine) le coge el testigo a Seth Meyers como conductor de la gala emitida por Fox (en Estados Unidos) y por Canal+ Series Xtra (en España).

Este año, además de ampliarse a 7 los nominados en la categoría de mejor comedia y mejor drama, la decisión que más ha dado que hablar ha sido la del cambio de regla en las categorías. A partir de esta edición solo podían presentarse en la categoría de comedia las series con capítulos de menos de media hora de duración, a no ser que se pidiera un cambio de categoría en casos especiales, siendo entonces un comité el que decidiera si aceptar la petición.

Asimismo este año en miniserie solo podían participar aquellas que no tuvieran continuidad en las siguientes temporadas. Fargo o American Horror Story por ejemplo pueden seguir participando en esta categoría pero series como Sherlock o Luther no. Y además solo pueden presentarse a actor invitado aquellos que aparezcan en menos de la mitad de capítulos de la serie. Un conjunto de normas que ayudan a que no se haga “trampas” buscando que el candidato participe en una categoría con más posibilidades.

Una vez aclarados estos pequeños cambios, toca hablar por fin de los triunfadores y perdedores de la noche.

Los ganadores

lista_ganadores_emmy-2015-01

premiados_emmy-2015-01En drama: Juego de Tronos, Don Draper y el “black power”

El año pasado Breaking Bad se despidió a lo grande con cinco premios y este año estaban todas las miradas puestas en Mad Men, que había emitido sus últimos capítulos este 2015. La serie de Matthew Weiner ganó de 2008 a 2011 para luego pasar totalmente desapercibida en las ediciones siguientes. Pero este año era la clara favorita y sin duda sería una justa vencedora. Tenía opción de convertirse en la serie con más Emmys a mejor drama de la historia superando los cuatro de El ala oeste de la Casa Blanca, Canción triste de Hill Street y La ley de Los Ángeles. Además podía ser, junto a Arriba y abajo, la única serie en ganar en su estreno y en su despedida. Pero finalmente Juego de Tronos dio la sorpresa y se convirtió en la vencedora de la noche, siendo así la primera vez que la Academia de Televisión de Estados Unidos premia una serie de fantasía y batiendo el record de galardones en una sola edición con un total de 12. La última vez que se premió un título de género (ciencia ficción, terror…) fue en 2005 con Perdidos.

Parecía que la única que podría hacerle sombra a Mad Men era Homeland, que durante sus dos primeras temporadas fue adorada por los críticos pero vapuleada por su floja tercera temporada. En esta última hemos visto como volvía a resurgir entre las cenizas pero no parecía suficiente para ganar. La británica Downton Abbey no tenía ninguna posibilidad, Orange is the new black siendo una dramedia lo tenía difícil y es que cuando participaba en comedia ya lo tenía difícil y más ahora que la nominan en drama. House of cards es muy del gusto de los americanos pero no se emite en televisión, Better call Saul está a la sombra de Breaking Bad y Juego de Tronos luchaba contra los gustos de los votantes al ser una serie de género. Hasta ahora no había ganado más allá de los apartados técnicos o el galardón a mejor secundario en 2011 para Peter Dinklage. Esta vez Tyrion Lannister (Dinklage) volvió a ganar como secundario y además la serie inspirada en el libro de George R. R. Martin se llevó el galardón de mejor dirección (David Nutter por el último capítulo de la temporada: “Mother’s Mercy”) y mejor guion (David Benioff, D.B. Weiss también por el season finale). Cuatro grandes premios que sumado a los 8 galardones de los Creative Arts Awards de los Emmy (los apartados técnicos) dan un total de 12 estatuillas.

La serie estuvo a un nivel más bajo que en la temporada anterior y solamente la acción de los últimos capítulos pudo salvar el aburrido principio. Aun así, parece que los académicos no querían que cada año ganase una serie que acaba (primero Breaking Bad y ahora Mad Men) y se les tachase de previsibles, puede que quisieran romper con el cliché de que no les gusta la fantasía, que Don Draper se acostara con sus mujeres, que los Lannister les prometieran mucho oro o que George R. R. Martin les amenazara con matarlos a todos. Lo único que sé es que fue una decisión sorprende a la vez que injusta.

Don Draper arrastrándose al escenario a recoger su merecido premio

Por suerte, hubo un poco de justicia con el personaje de Don Draper. Después de 7 derrotas consecutivas, al final a la 8ª nominación fue la vencida y Jon Hamm ganó su merecido Emmy. Con Bryan Cranston ya fuera de competición tenía el terreno libre para conseguir el galardón. Sus compañeras de reparto, Elisabeth Moss y Christina Hendricks, no tuvieron la misma suerte pero la verdad es que lo tenían realmente difícil.

La que sí lo tenía fácil era Viola Davis, una clara favorita que, a pesar de todo, luchaba contra la historia. Ninguna actriz de color había ganado en drama, aunque en comedia ya lo hizo Isabel Sanford en 1981 con Los Jefferson. En cuanto a los hombres, Bill Cosby, actualmente en el punto de mira por las acusaciones de abuso sexuales, fue el primero en ganar en 1966 por I Spy y volvió a repetir galardón los dos años siguientes. Posteriormente también lo ganaron James Earl Jones por Gabriel’s Fire en 1991 y Andre Braugher por Homicide: Life on the Street en 1996. Pero estaba bastante claro que esta noche se iba a romper esa “maldición” en el apartado femenino ya que las dos grandes favoritas en drama eran dos mujeres negras: Viola Davis por Cómo defender a un asesino y Taraji P. Henson por Empire. Dos series de estreno que han tenido una gran repercusión mediática aunque finalmente Viola Davis ha sido la que se ha llevado el premio a casa. Estas han sido solo 2 de los 18 actores afroamericanos nominados en categorías interpretativas, batiendo el record de 11 que se estableció el año pasado.

El discurso de agradecimiento de Viola Davis reclamando más oportunidades para las mujeres negras

Por fin se reconocía el excelente trabajo de Tatiana Maslany en Orphan Black realizando varios personajes a la vez y conseguía su primera nominación aunque evidentemente sus opciones de ganar eran escasas, por no decir nulas. Y sin Julianna Margulies, que después de ganar en 2014 ni se la ha nominado este año, ni Ruth Wilson, que ganó este año el Globo de Oro pero su serie (The Affair) no obtuvo ni una sola nominación a los Emmy, estaba claro que la lucha estaba entre las dos “Black Queens”.

Otra actriz negra que ganó esta noche fue Uzo Aduba por su papel de “crazy eyes” en Orange is the New Black. Ganó el año pasado por hacer el mismo papel aunque esa vez fue como estrella invitada en comedia y este año como secundaria en drama. Y en cuanto al mejor actor secundario de drama, todo apuntaba a que Jonathan Banks se llevaría el esperado premio por su papel de Mike en Better Call Saul. Teniendo en cuenta que uno de los mejores capítulos del spin-off de Breaking Bad estaba protagonizado e interpretado de forma magistral por Jonathan Banks, era de esperar el galardón. A pesar de que la serie no me ha parecido lo mejor del año, era un justo reconocimiento a su labor pero, como ya he comentado al principio, Peter Dinklage le ha quitado el premio a Jonathan Banks. Tal ha sido la sorpresa que el actor de Juego de Tronos no se había preparado el discurso, pensando (como todos) que el Emmy iba a ser para el secundario de Better Call Saul.

Peter Dinklage no se preparó el discurso pensando que ganaría Jonathan Banks

En comedia pocas sorpresas: Veep destrona a Modern Family

En el apartado de comedia teníamos a Modern Family como la serie que podía hacer historia superando el record de cinco premios seguidos a mejor comedia que compartía con Frasier pero para muchos críticos esta última temporada había perdido frescura y no estaba en las quinielas. Todo parecía indicar que Veep partía con ventaja y así ha sido. La mejor serie cómica de la temporada 2014-2015 es Veep. Había que tener en cuenta que Unbreakable Kimmy Schimdt ha sido la serie revelación del año y Transparent fue muy alabada el año pasado y ganó el Globo de oro, pero todo parecía indicar que la serie de Netflix y la de Amazon no se iban a llevar el galardón. De esta manera Veep se convierte en la segunda serie que ha conseguido arrebatar el Emmy a Mejor comedia a una cadena en abierto. La primera fue en 2001 Sexo en Nueva York y ahora otra vez la cadena de cable HBO consigue el galardón.

Lo que sí estaba más que claro era que el Emmy a mejor actor de drama llevaba el nombre de Jeffrey Tambor por su papel de transexual en la dramedia Transparent. De esta forma Amazon se convierte en la primera plataforma digital en conseguir un premio importante en los Emmy. Netflix ha cosechado varios premios por House of Cards aunque, a excepción de la mejor dirección para David Fincher en el piloto, han sido premios artísticos muy secundarios.

Jeffrey Tambor también habla sobre el colectivo transexual en su discurso

Anoche Julia Louis-Dreyfus ganó su cuarto Emmy consecutivo por su papel de presidenta en Veep y el sexto en su carrera (uno por Las aventuras de Christine y otro como secundaria en Seinfeld). Está claro que es una de las reinas de la comedia televisiva. Su amiga Amy Poehler finalmente no se ha llevado ningún Emmy por su papel en Parks and Recreation y esta era su última oportunidad ya que la serie terminó este año. Asimismo, Gina Rodriguez y Jane the Virgin han sido olvidadas en las nominaciones después de que la actriz ganara el Globo de Oro este 2015. Otro dato más de que los Emmy suele ir más por su cuenta. Era de esperar que Edie Falco se fuera a casa sin su galardón aunque debe estar contenta ya que ha conseguido su 12ª nominación (6 por Nurse Jackie y 6 por Los Soprano) igualando el record de Angela Lansbury por Se ha escrito un crimen.

Lo que sí estaba cantada era la victoria de Allison Janney como secundaria en Mom. Consigue así su séptimo galardón de diez nominaciones (4 de 6 por El ala oeste de la Casa Blanca, 1 de 2 por Masters of Sex y 2 de 2 por Mom). Por su parte Tony Hale consigue su segundo galardón como secundario por su papel de ayudante de la presidenta en Veep.

El discurso de agradecimiento de Jill Soloway (directora de Transparent) reclamando igualdades para el colectivo transexual

En cuanto a la mejor dirección, Jill Soloway se lleva el Emmy por el episodio “Best New Girl” de Transparent y el mejor guion fue para los guionistas Simon Blackwell, Armando Iannucci y Tony Roche por escribir “Election Night” de Veep. De esta forma Veep acaba cosechando la mayoría de premios importantes: mejor serie, mejor actriz protagonista, mejor actor de reparto y mejor guion.

Miniserie: Olive Kitteridge arrasa

Olive Kitteridge era la gran favorita y se ha llevado la mayoría de premios. La serie de HBO es una adaptación de la novela ganadora del Pulitzer que cosechó grandes halagos por lo que el premio a mejor miniserie estaba muy claro. Además cada vez hay más directores o actores que pasan del cine a la televisión y es bien sabido que tanto a los Globos de oro como a los Emmy les encanta premiar a famosos del cine, es por ello que no es de extrañar que los tres galardonados fueran los actores de Olive Kitteridge: Frances McDormand (Fargo), Richard Jenkins (El visitante) y Bill Murray (Atrapado en el tiempo) como secundario y que, como viene siendo habitual en este tipo de eventos, no estuvo presente en la gala.

El breve discurso de Frances McDormand

Por si esto fuera poco, la serie consiguió también el premio a mejor dirección (Lisa Chodolenko) y mejor guion (Jane Anderson). De esta manera se corona como clara vencedora de la categoría con 6 de los 7 premios a los que optaba. El único que no ganó fue el de mejor secundaria, que se lo llevó la afroamericana Regina King por su labor en American Crime.

Los premios secundarios: Juego de Tronos también gana

Cada vez hay más y más categorías (en su primera edición en 1949 solo se entregaron seis galardones) por lo que desde hace ya tiempo se creó diversas secciones a parte de los Primetime Emmys, que es la ceremonia que más repercusión tiene. Pero tampoco debemos olvidarnos de los Creative Arts Emmy, que se celebran varios días antes y premian los apartados más técnicos o “secundarios” como los actores invitados, casting, serie documental, mejor banda sonora, mejor canción, mejor diseño de títulos de crédito, mejor música original de títulos de crédito, mejor serie de animación, etc.

La gran triunfadora fue también Juego de tronos con 8 galardones aunque en el apartado actoral (de invitados). Joan Cusack (Shameless) y Bradley Whitford (Trasparent) fueron la mejor actriz y actor invitado en comedia respectivamente mientras que en drama los ganadores fueron Margo Martindale (The Americans) y Reg E. Cathey (House of Cards). En cuanto al casting, para los votantes el mejor en drama es el de Juego de Tronos, en comedia Veep y en miniserie Olive Kitteridge. Podéis ver la lista completa aquí.

La gala

Otro año más no he podido ver la gala en directo por lo que os dejaré con algunos de los momentos más comentados de la noche.

Número inicial de Andy Samberg: Se encierra en un búnker para poder ver todas las series candidatas

El monólogo inicial de Andy Samberg con la aparición de Jane Lynch (minuto 2:05) como la mítica monja del último capítulo de Juego de Tronos

Sketch de Andy Samberg imitando el final de Mad Men (¡SPOILERS ALERT!) y queriendo dar un Emmy para todos, aunque al final todo no sale como esperaba….

Tributo a las series que han terminado este pasado año

mad-men-don-drapperJon Hamm ha “escalado” hasta la platea para recoger su premio y después ha dado un discurso muy humilde

amy-poehlerA Amy Poehler no se la vió muy preocupada por no ganar el Emmy

premio-mejor-jefe1premio-mejor-jefe2Andy Samberg le da el premio a mejor jefe a Lorne Michael, su “boss” en Saturday Night Live

ricky-gervaisRicky Gervais posando con un Emmy prestado ya que según dice, nunca le darán uno

Y hasta aquí mi resumen de los Emmy. Espero vuestras impresiones sobre los ganadores, los perdedores y los mejores momentos de la gala. Y ya sabéis, nos vemos en la próxima review.

 

Anuncios

Acerca de Ana Cabana

ANA CABANA. Graduada en Publicidad y RRPP por la UPF. Seriéfila empedernida, cinéfila en proceso y sarcástica incomprendida. Cita predilecta: “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.” (Groucho Marx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: