‘Rogue One: Una historia de Star Wars’, una nueva esperanza

alargada-rogueoneEntrada con SPOILERS.

La nueva aventura de Star Wars es un spin-off del episodio IV que nos explica la historia de cómo se robaron los planos de la Estrella de la Muerte. Debo decir que iba con las expectativas muy bajas: el episodio VII me decepcionó un poco, la premisa no me parecía lo suficientemente estimulante y lo veía como una simple excusa para sacar más dinero y además el primer teaser no me llamó nada la atención. El último tráiler me pareció mucho mejor y las críticas estaban siendo muy buenas, aun así, todavía no me fiaba. Y así llegué al cine, esperando entre poco y nada. ¿El resultado? Una película con un inicio bastante irregular pero con un final espectacular.

La primera parte del metraje sirve para introducirnos a los nuevos personajes: Kyn Erso (Felicity Jones), su padre Galen Erso (Mads Mikkelsen) y su compañero de aventuras Cassian Andor (Diego Luna). El principio es bastante flojo, con diálogos forzados y decisiones que cuesta entender (¿por qué de repente decide sacrificarse el rebelde interpretado por Forest Whitaker?). Además en la película no da tiempo a desarrollar demasiado los personajes, se han introducido muchos nuevos y tampoco tendría sentido teniendo en mente el final que les depara…

Hay que tener en cuenta que el personaje de Kyn Erso no da para lucirse demasiado como actriz. Era difícil visualizar a Felicity Jones en el papel de heroína después de verla en La teoría del todo y Un monstruo viene a verme pero no lo hace nada mal. También es verdad que el personaje de Rey era más carismático, más vistoso. Pero por otra parte, el de Kyn está mejor desarrollado su pasado, es decir su relación con su padre, por lo que queda mejor explicada su involucración en la misión. No aparece por casualidad, tiene un por qué, una razón de ser. Por otra parte, al mexicano Diego Luna (Elysium) le queda muy bien el papel y funciona como contrapeso de la heroína. Se intuye claramente una parte oscura de su carácter, no como un villano sino como una persona que debe sacrificarse por la causa y asesinar si hace falta. Sin duda es uno de los elementos que ayuda a construir el tono más adulto que tiene esta entrega. Habría estado interesante saber más de él pero no había tiempo.

alargada-rogueone2En cuanto a Mads Mikkelsen, lo mejor fue que por una vez no era el villano de la película. No es ni Hannibal ni el nuevo contrincante de James Bond, aquí es el padre que se preocupa por su hija pero que deberá alejarse de ella y vivir como un “esclavo” del Imperio, diseñando contra su voluntad la Estrella de la Muerte. Y a pesar de ser un mero secundario, será un personaje clave pues es quien diseña el punto débil de la Estrella de la Muerte. Algo muy importante pues todos nos preguntábamos como podía ser que hicieran un arma mortal con un claro elemento que la destruya. Ahora 39 años después lo entendemos.

En cuanto al resto de personajes que acompañan a Jones y Luna en su misión, nos encontramos con Donnie Yen (Ip Man) interpretando a un guerrero místico ciego que cree en la Fuerza; el papel de su compañero recae en manos del actor Jiang Wen y en cuanto al piloto Imperial desertor que ayuda a los rebeldes, es Riz Ahmed (The Night Of) quien lo interpreta. Los tres cumplen con su papel de secundarios, cada uno aportando a la historia, ya sea con un rol más místico como el de Yen o con uno más práctico como el de Ahmed.

Hay que tener en cuenta que Disney mandó hacer reshoots, es decir grabar nuevas escenas para hacerla más graciosa. Es difícil saber cómo era la primera versión más allá de lo que podemos intuir de las escenas que salieron en los tráiler y que luego no vimos en la película. Lo que está claro que prácticamente el único que sirve como elemento cómico es el droide K-2SO. A algunos se le puede hacer pesado, como se le hizo pesado C-3PO o Jar Jar Binks, pero la verdad que sirve como buen contrapunto para aligerar un poco la carga dramática y tampoco he notado que lo explotaran en exceso.

alargada-rogueone3En cuanto al villano, en esta ocasión es el responsable de seguridad del proyecto de la Estrella de la Muerte. Lo interpreta Ben Mendelsohn y si bien es verdad que está lejos de ser memorable pues básicamente es ninguneado por sus superiores, tampoco vemos que esto afecte en exceso al resultado de la película pues Darth Vader se encarga de aportar la cuota de maldad y espectáculo.

Hay que destacar que el pequeño bajón del principio se resuelve a mitad de la película, cuando muere el padre de Kyn y empieza a haber más dinamismo. Siempre es mejor que la película vaya de menos a más que al revés ya que te termina dejando con un buen sabor de boca que si lo estropean todo con el final. Sin duda ayuda que haya unas magníficas escenas de acción. Se nota que el director, Gareth Edwards, es también un artista de efectos visuales y director de fotografía, pues tiene mejor manejo de las imágenes que de la narración. Y a pesar de que el final ya se intuía cómo podría acabar, pues los dos protagonistas no aparecen en ninguna de las anteriores películas y la única explicación posible de que estos dos héroes no salieran es que estaba muertos, se agradece que huyan del happy ending. Un desenlace espectacular, sin duda de los más redondos de la saga, que además no han estropeado con la relación de Felicity Jones y de Diego Luna sino todo lo contrario.

También ha ayudado a que la cinta acabara por todo lo alto con los dos cameos finales: la breve pero impresionante lucha de Darth Vader (en 2 minutos ya ha impuesto mucho más que su nieto Kylo Ren en todo el Despertar de la Fuerza) y la aparición estelar de Leia. La recreación digital de la joven Leia está muy lograda, no tanto el del comandante de la Estrella de la muerte Moff Tarking, en el que se le notaba de forma descarada que la cara estaba retocada con CGI. Asimismo, también hemos podido ver de forma esporádica al padre adoptivo de Leia, R2-D2 y C-3PO, además de la mención a Obi-Wan (aunque no aparezca Ewan McGregor a pesar de que todos los fans lo esperaban). Personajes que no solo han servido para jugar con nuestra nostalgia sino como elemento de unión con Una nueva esperanza.

alargada-rogueone4b

La partitura de Michael Giacchino resulta un tanto decepcionante pues algunas de sus composiciones no terminan de encajar y lo único destacable está en la Marcha Imperial de John Williams. En contraposición, los efectos especiales son fantásticos. Destacando sobre todo la excelente ambientación y diseño de producción. Como ya pasó en el episodio VII, se opta por unos efectos especiales bastante sutiles, aportando un toque de suciedad a la cinta y un diseño que recuerda a las primeras películas de Star Wars. Los prismáticos o las pantallas se ven de forma parecida a las cintas de los años 70-80.

Este spin-off de la película del ’77 es una nueva esperanza de cara a las próximas entregas. Ya dije en mi review del año pasado que le tengo mucha fe en el episodio VIII y salí del cine después de ver Rogue One con todavía más ganas. Es verdad que es una película totalmente innecesaria (aunque nos explica el porqué del punto débil en la Estrella de la Muerte) pero a fin de cuentas nos encontramos con una cinta de lo más entretenida, a pesar de sus flojos minutos iniciales. Y solo por ver el tercer acto ya vale la pena pagar la entrada.

Como siempre, espero vuestras impresiones de esta nueva historia de Star Wars y nos vemos en la próxima review.

Anuncios

Acerca de Ana Cabana

ANA CABANA. Graduada en Publicidad y RRPP por la UPF. Seriéfila empedernida, cinéfila en proceso y sarcástica incomprendida. Cita predilecta: “Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.” (Groucho Marx)

  1. ¡Hola, Ana!

    Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. A mí también me chirriaba que un arma tan poderosa tuviera un punto tan débil y ahora sabemos por qué.

    La aparición final de Vader es, simplemente, espectacular. Infunde terror y no sabía si asustarme o aplaudir. Qué gran villano!! La pena es el pusilánime de su nieto jajaja

    Yo también iba con las expectativas bajas porque tenía la sensación de que ésta iba a ser una película más hecha para sacar dinero, pero cuando empecé a leer las críticas entusiastas todo cambió. El final es espectacular y me dejó un gran sabor de boca. Ahora hay que esperar al Episodio VIII, que dicen que se centrará en el lado oscuro de Ren. A ver lo que sale jajaja

    ¡Un beso y felicidades por la entrada!

    • ¡Hola!

      La verdad es que al menos ha valido la pena la película para explicar ese agujero en el guion que era el incomprensible punto débil de la Estrella de la Muerte.

      Esperemos que nuestro querido amigo Kylo mejore en la siguiente película, será básico para que el VIII y IX sean buenos episodios.

      Me voy a leer tu crítica aunque me parece que vamos a estar de acuerdo en casi todo.

      ¡Un beso!

  2. ¿Recuerdas cuando íbamos de camino al Festival de cine de Sitges a las cinco de la mañana y diciendo que no estábamos muy convencidas con Rogue One? ¡Al final ha sido una sorpresa! jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: